(2012) WHITE MALE PRIVILEGE IN PUNK ROCK

Click here to download

(PLEASE FEEL FREE TO PRINT, DISTRIBUTE or DISPLAY)

white male privilege in punk rock (pdf)

Hem traduït aquest text escrit per Anna Vo de xFirstWorldProblemx y Broken Ships on planteja alguns privilegis d’homes blancs al punk.
PRIVILEGIO BLANCO MASCULINO EN EL PUNK ROCK

Esta lista trata sobre opciones posibles y está escrita para quienes se interesan por otras perspectivas. Hay una mayor probabilidad de que los hombres blancos se identifiquen con algunos o con todos estos puntos más que personas de otras razas/géneros. Estos puntos no son concluyentes ni exhaustivos. Los he pensando desde mi experiencia de mujer no-blanca.

§ Si quiero puedo rodearme de gente de mi raza y mi género.
§ Puedo organizar sin mucha dificultad eventos dirigidos a, o que sean inclusivos respecto a mi raza/género.
§ Puedo salir y entablar amistad con personas de mi raza/género, especialmente con aquellas con las que comparto intereses similares.
§ Puedo ir a un concierto con la seguridad de que encontraré gente de mi raza/género.
§ Si quiero, puedo pasar tiempo con personas que han tenido experiencias de infancia, costumbres y valores familiares similares.
§ No tengo que cambiar la forma en que hablo para comunicarme, en beneficio de personas que no son de mi raza o género.
§ Puedo estar seguro de que la gente del punk con mayor capital social son de la misma raza y género que yo.
§ Puedo empezar una banda formada por personas de mi raza/género si me apetece.
§ Si miro en la historia del punk o el hardcore (o incluso ahora!), no tengo dificultad para identificarme o sentirme “parte de”.
§ Puedo estar seguro de que mi presencia en un grupo, espacio o colectivo no será tokenistica.
§ Nunca me piden hablar en representación de mi género o raza, o responder preguntas en nombre de personas de mi raza o género.
§ Si alguien de otra raza/género elige escribir canciones sobre sus experiencias, puedo escucharlas, pero también puedo desvincularme del tema si quiero. No involucrarme no produce efectos negativos ni represalias en mi entorno.
§ Si escribo sobre experiencias personales en mis letras, puedo estar seguro de que no serán vistas como victimistas.
§ Me siento representado en las letras, zines, reseñas, webs y entrevistas del hardcore punk.
§ Puedo estar seguro de que mi raza/género no será fetichizado o exotizado en situaciones sociales, bandas etc.
§ La gente probablemente no me pregunte de dónde soy.
§ Puedo tocar música sin que relacionen mi nivel de capacidad a mi raza o género. Puedo tocar bien sin ser visto como un “buen ejemplo” de mi raza o género.
§ Puedo coger un micro o tocar un instrumento en el escenario sin la preocupación de ser sexualizado.
§ Puedo subirme al escenario sin preocuparme sobre si mi cara y mi cuerpo parecen aceptables o no.
§ Seguramente no me diran que “Toco muy bien la guitarra” o “Canto muy brutalmente” para alguien de mi raza o género.
§ Estoy seguro de que la gente de mi raza/género no tienen barreras para coger un instrumento, tocar en frente de otras personas o subirse a un escneario.
§ Estaría menos inhibido (tal vez también económicamente) que personas de otros géneros/razas para empezar una banda, distri, sello, colectivo, local de ensayo o estudio.
§ Cuando voy a una tienda de música o a un estudio de grabación me tratan como un músico legitimado y no soy tratado con paternalismo o ignorado.
§ Tengo más opciones de acceder o comprar más y “mejor” equipo, más caro y ruidoso, que gente de otras razas/géneros.
§ De adolescente mi familia me animaba – o al menos no me reprimía- por tocar en un grupo o pasarme el tiempo escribiendo canciones.
§ Es probable que no de oportunidades a otras personas de aprender, practicar o ejercitar su conocimiento sobre grabación, mezclas, equipos de sonido, equipos de batería, pedales, amplis e instrumentos.
§ Me puedo sentir cómodo tomando mucho espacio (físico, aural, temporal) en las interacciones sociales.
§ Me puedo sentir cómodo si me emborracho y me pongo agresivo en un concierto, sin tener en cuenta cómo esto puede afectar o intimidar a otras personas, o sin considerar que sientan que su espacio personal ha sido traspasado.
§ Tiendo a analizar menos que las personas de otras razas/géneros, las dinámicas de poder, de interacción o el posible control o dominación que puedo ejercer en una situación.
§ No me avergüenza ser más ruidoso que el resto, ya sea chillando o gritando como cantante o subiendo el volumen de mi guitarra hasta límites insospechados.
§ Me siento cómodo con la idea de que el hazlo tu mismx es una premisa empoderadora, olvidando que algunas personas luchan por conseguir el hazlo.
Los siguientes puntos de Peggy McIntosh son particularmente relevantes:
§ Puedo volver a casa de la mayoría de encuentros y organizaciones de las que formo parte sintiéndome de alguna manera unido, más que aislado, fuera de lugar, minorizado, ninguneado, distanciado o con temor.
§ Si me ha ido mal el día, la semana o el año, no necesito preguntar si cada episodio negativo o situación se debe a causas raciales.
§ Mientras mi grupo racial se siente seguro y cómodo, otros grupos tienden a sentirse inseguros, incómodos y alienados. La blanquitud me ha protegido de muchas formas de hostilidad, estrés y violencia.

7 Responses to “(2012) WHITE MALE PRIVILEGE IN PUNK ROCK”

  1. So? What’s her point?

    • Sooo………… these are some privileges to be aware of, if you’re interested in power dynamics, access, racism, feminism, etc, and if you’re wanting to equalise those dynamics at anytime, ever. In particular, if you’re playing or involved in the hardcore punk scene and wax lyrical about being political/anti-sexist/decolonialist/anti-fascist/whatever. Back the rhetoric up with action. Y’all can start by reading this: http://occupydaysofaction.com/act/resources_files/saidthepottothekettle-web.pdf

  2. Not saying punk is *anywhere* near this extreme condition, but in a letter from “Comrades in Cairo” published in The Guardian October 24th, 2011 re: Tahrir: “These are public spaces. Spaces for gathering, leisure, meeting and interacting – these spaces should be the reason we live in cities. Where the state and the interests of owners have made them inaccessible, exclusive or dangerous, it is up to us to make sure that they are safe, inclusive and just. We have and must continue to open them to anyone that wants to build a better world, particularly for the marginalised, the excluded and those groups who have suffered the worst.”

  3. nice blog you have here, come and visit me someday if you want, cheers

  4. thanks. i was in a bar/show space and saw it hanging up on the wall, and i will take it to other bar/show spaces in my city too.

  5. […] I will read out a list of privileges that white male-socialised people have, in the environment of playing music, or making “punk” The list is here: http://annavo.wordpress.com/zines/2012-white-male-privilege-in-punk-rock/ […]

  6. […] Beim IDAHIT in Halle gab es einen Privilegientest, organisiert von que(e)r_einsteigen. Die Geschichte der Privilegientests ist lange, angefangen (meines Wissens) mit White Privilege: Unpacking the Invisible Knapsack, über The Male Privilege Checklist zu den 30+ Examples of Cisgender Privilege. Und es gibt auch so spezielle Sachen wie White Male Privilege in Punk Rock. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 25 other followers

%d bloggers like this: